Translate

domingo, 18 de mayo de 2008

"Philos-hipos"


Desde antes de que “antes” existiera, el hombre ha encontrado en el Caballo un ser admirable. En los tiempos que corren, en los que la falta de reflexión diaria es más que evidente, vuelven a nuestras entrañas las acciones y pasiones de nuestro inconsciente ancestral. Es precisamente ahí, donde se encuentra el amor por los caballos. En nuestro subconsciente más oculto todos tenemos un pequeño Felipe: Philos-hipos, es decir, amigo de los caballos.

Es este y no otro, el motivo por el que incluso en las más pequeñas ferias, la plaza se llena hasta la bandera en las tardes de rejones.

Para situar al “arte” del rejoneo es el lugar que (yo creo) le corresponde (hoy en día), habría que hacer un análisis del público que va a verlo. Como detalle, la mayoría de ellos comentan abiertamente: “las corridas no las sigo, sólo me gustan los caballos”. Ese es el meollo: la mayoría del público de rejones ya a ver un circo en el que la bestia es el toro y la bella es el caballo.

¿Quién saldrá en defensa del verdadero rejoneo? En las retrasmisiones televisadas, los locutores se afanan en explicar los cites del caballo, los embroques, la colocación de los rejones…poco importa cuando el rejoneador en vez de como artista se comporta como malabarista y le da al público únicamente un espectáculo circense, sin pensar las consecuencias que para la fiesta tendrá. ¿Qué le gusta a la gente? ¿La emoción del que el toro casi hiera al caballo? Pues pongamos los hijares de frente que, total, no son mis costados. Si con eso no consigo orejas, me pongo a dar piruetas a lo loco aunque el toro esté mirando al tendido. En fin (patatas en latín).

Podríamos pensar que la gente quiere ver caballos hermosos, pero tampoco. ¡¿Cuántas veces hemos vistos las gradas vacías en los concursos de doma vaquera?! ¿Que buscamos en el rejoneo? ¿Doma? En el 2008 la doma se encuentra en la arena de las pistas de concurso. ¿Buscamos conjunción hombre-caballo frente a la bravura del toro? Muy pocos de los espectadores del rejoneo han visto en su vida acoso y derribo. ¿Buscamos belleza? Si no se nos pone la carne de gallina viendo a una jaca al paso, con impulsión, meneando el mosquero, ¡Dios, estamos perdidos!

Esta entrada es de Beatriz. Experta jinete en doma vaquera.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

!!!Como os complementais¡¡
Jose escribe,, sobre el arte del toreo a pie y Beatriz a caballo( así fué la primera fémina de Extremadura en doma vaquera).
Así mismo os complementais en la plaza en que toreais todos los dias,EL VALENCIA.
Buen tamden, seguir así, para que los que como yo,os desean todo lo mejor del mundo,puedan seguir disfrutando de lo que HACEIS EN ESTAN DOS PLAZAS POR LAS HOY OS MOVEIS,!!!!!!!!!Y COMO¡¡¡¡¡¡

Beatriz dijo...

Muchas gracias mama.
Aunque has escrito como amónimo te has delatado.
Primero por el entusiasmo hacia mi persona y segundo porque no creo que haya nadie más en España que se levante a las 8.30 para leer el blog de Josito.
Cuidate loca.

Marisol dijo...

tanto monta, monta tanto.... así me gusta, cuando no puede uno, el otro y cuando no puede el otro, el uno ¡estupendo!
Tienes razón en lo que dices, no sé que se busca cuando se va a ver los rejones sin que te gusten los toros. Yo he llegado a la conclusión que me gusta más el toro y el caballo en el campo.... A ver cuando tengo la oportunidad de verte en tu faceta de amazona, Beatriz.
Besos

Beatriz dijo...

Creo indiscutible el hecho de que todo animal salvaje o semisalvaje es más hermoso en su habitat natural, en eso tienes toda la razón. Pero si encima hablamos de la dehesa...¡uff! palabras mayores.

locuras y sentimientos dijo...

No podía ser menos, ya que a Beatriz ama el mundo de los Caballos. Eso si, os pido que la engañemos más veces para que nos escriba y compartamos aquí las locuras y sentimientos que nos unen.

Félix dijo...

Beatriz, ¿entonces, para qué lo de los rejones?
Ciertamente, al menos para Salamanca, sólo se me ocurre que, como los rejones son el 21 y las entradas las regala la Diputación a las corporaciones locales, es llenar por llenar, sin otra preocupación. No obstante, siempre se pide sangre, del de a pie o del caballo, pero sangre. Lo del arte es circunstancial.
Ah! Y se te nota tu amor por el caballo y, también, tu buena escritura. Así que, ya sabes, a deleitarnos con muchas más entradas, para no dejarnos con la miel en los labios.
Cordialmente,
Félix

Beatriz dijo...

EL rejoneo tremendista, exagerado, circense que algunos (los que más orejas se llevan) practican hoy en día sólo vale para saciar el deseo de pseudoemoción que busca mucha gente, esta es mi opinión. Es cierto que en Salamanca el 21 se regala mucha entrada pero ¿y el resto de las tardes? En vez de regalarse un 70% pues se regala un 40% en este caso desde el ambito empresarial.

De lo otro, pues que yo soy mera acompañante. Aunque también tengo lo mío, creo que tengo menos locuras que Jose y los sentimientos los saco sólo en pequeñas "diocesis" (como dice mi madre).

Anónimo dijo...

Que verbo, que facilidad, le salen las palabras como cal vareador las bellotas jeje. Ole la MOrena con arte , la mas guapa del mundo. oleeeeeeeeeeee

Anónimo dijo...

Y otra vez a la suegri, o la madre de la criatura o la suegri, o yo que sé, se le ha visto el plumero!!!jajaja ej que no lo pue'evitar!!!

Anónimo dijo...

Hola Beatriz, el arandino ha leido ahora tu aportación y oye, como escribes de bien, pero me parece que para esto Jose no te va a engañar todo lo que querriamos. Razón en una cosa: mejor ver al animal en el campo, a cualquiera de ellos, incluso a mi, pero el rejoneo actual tiene su por qué en cosas que al parecer no te gustan mucho. Hay que empezar leyendo cuentos y luego se dicrimina la lectura, hay que empezar a ir a la plaza (que es como se empieza) y luego se discrimina lo que se quiere ver, pero que haya motivos para ir, y la estetica actual del rejoneo llena la plaza, luego ya se verá ... Un abrazo y deja que Jose te engañe para que sigas escibiendo.

Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz dijo...

Anónimo 1, gracias por tus alagos (te has pasao').
Anónimo 2, me parece que esta vez no es la suegri (aunque bien podría haberlo sido).
J.J. me parece increible que después de todo lo que te quejas los week-end, te presentes ahora como el arandino. ¡Que fuerte! el próximo día que me llores, me como tu revuelto de patatas.

Un besín a todos

Anónimo dijo...

Lo puedo evitar¡¡¡
¿ No es cierto lo que digo?, Me quedo corta cantando las virtudes de Beatriz, aunque afortunadamente tambien tiene defectos, pero puestos en la balanza, pesan más las cosas buenas que las regulares (malas no tiene ninguna) ¡y no es pasión de madre!.

Lucía dijo...

Ves cómo sí era la suagri del yerni, o la madre de la criatura de la doma vaquera...y no...no lo pue'evitar!!!!
Y quién seré yo?
jajajaja la otra yerni..ay! qué no, que se dice nueriiii!
Bueno, ya vale, nos ponemos serios, que esta conversación sobre un animal tan bello, así lo merece.
Besos.

Beatriz dijo...

Bueno, todos tenemos nuestros amores, son ciegos y locos. No lo podemos remediar pero, ¿merece la pena intentarlo? creo que no.

Anónimo dijo...

Anónimo 2:
No era la suegriii. AHORA SI.
Lucia: Lo mismo te digo.NO ERA LA SUEGRI, ahora sí que soy tu suegriiii y la de Josito, como dice Beatriz.
GOOOOOOOOOOO que galimatias.
¿Lo adivinais?
Besos a mi nueri y a mi yerni, ah por supuesto a mis hijos, Javier y a mi hija Beatriz.

Antonio dijo...

Muy bueno tu artículo, me rio cuando oigo lo de la ecpoca dorada del rejoneo, es todo un circo aprovechando que no hay aficionados. Ojola se lidiarán para rejones, Santa Colomas, Contreras, Coquillas, etc, como se hacía en los años 70 e incluso 80.