lunes, 28 de julio de 2008

Juan del Alamo hace de las suyas este fin de Semana

En Andalucia...
La semifinal de las escuelas taurinas de Andalucía ha estado a la altura de lo esperado. Emoción de principio a fin. Con lo seis chavales a muy buen nivel y un encierro de Torrestrella encastado y con mucha movilidad. Tres de los chavales han abierto la puerta grande de San Roque, cortando dos orejas a cada antagonista. Espaliu de la escuela de Camas, Fran Gómez de Jerez y Juan del Alamo de Salamanca. Cortaron una oreja Gomez del Pilar de Madrid, y Javier Jiménez de Espartinas, y se fue de vacío, por su fallo con el descabello, Cayetano Ortiz. El festejo ha ido de menos a más, y Espaliu ha refrendado las expectativas creadas, tras el triunfo del pasado jueves en La Maestranza de Sevilla. Hoy ha vuelto a torear con gusto y personalidad. Ha impuesto su ritmo de cadencia y sabor al novillo de Torrestrella, y todos hemos disfrutado. Del Alamo ha sacado raza y quietud. Su entrega absoluta ha puesto la pasión en los tendidos. Dos estilos distintos, casi contrapuestos. Pero ambos complementarios.
La clase de Espaliu y la raza de Juan del Alamo. Dos jóvenes a tener en cuenta. Fran Gomez, que también cortó dos apéndices, no se dejó ganar la pelea por un novillo de embestida continuada que arrollaba. Mañana conoceremos la puntuación del jurado, designado por la Federación de Escuelas. La final del próximo domingo en Montoro se vislumbra grandiosa. Suerte para todos. Datos de Enrique Romero (En la foto de portada la salida a hombros de los tres triunfadores del festejo en San Roque).
Datos de Enrique Romero.
Y en Valladolid...
El novillero salmantino Juan del Álamo pasó anoche como un ciclón por la plaza de Valladolid, en la novillada final del certamen de promoción, cortando cuatro orejas y saliendo a hombros junto a su compañero Ricardo Maldonado, con dos trofeos en su esportón. José Miguel Valiente se tuvo que conformar con pasear un apéndice y dar una vuelta al ruedo.

Juan del Alamo volvió a demostrar en Valladolid un desparpajo inusual para un chaval de su edad. Con un toreo arrollador, no exento de belleza y clasicismo, conquistó a los aficionados que se dieron cita en el Paseo de Zorrilla. Al tercero, un gran eral, le instrumentó un excelente recibo capotero rematado con una media de auténtica belleza. Luego se fue al platillo y citó de lejos haciendo la máxima de Belmonte: parar, templar y mandar. Porque mandones fueron sus muletazos ante el magnífico eral de los Hermanos Cambronell. Algo despegado al principio, luego fue ciñéndose y embarcando al animal con una técnica depurada. Con diez muletazos había llegado al tendido de una forma clara y rotunda.. Así de sencillo y así de difícil.

El pupilo de Juan José y José Ignacio Sánchez dará que hablar por su firmeza, su variedad y su forma de ejecutar el toreo: limpio, cristalino, natural, bello en suma. Posee recursos para dar y tomar y con la espada ejecuta la suerte de forma ortodoxa y , sobre todo, eficaz porque mata arriba donde los toros caen fulminados.
Datos Burladero

No hay comentarios: