jueves, 10 de julio de 2008

Fundas de Fibra de vidrio. Pros y Contras

Hoy en Pamplona se ha visto uno de los inconvenientes de las famosas fundas de fibra de vidrio que tan de moda están ahora.

Yo pienso que las fundas están muy mal.

Me doy cuenta que para un ganadero el tema de las fundas esta muy bien. Ya que le evita a un 95 % de las bajas entre los toros de la ganadería como consecuencia de cornadas procedentes de peleas. También aseguras que un toro no se estropea los pitones en labores de encajonamiento, saneamiento etc. Ya que como se sabe para que un toro llegue a la plaza hay que encomendarse a todos los santos para que al final el factor suerte juegue su papel.

Ahora bien. Yo creo que las fundas es el mayor afeitado que se le puede hacer a un toro. Si a un toro lo cogemos le pones las fundas, cosa que le va aumentar el pitón unos 8 cm. De largo. Con ellas convive desde utrero. Una vez que lo van a embarcar se las quitan. Que yo sepa la función de afeitado de un toro, es para que el toro no sepa cuando topa. Quiero decir que se crea que coge presa y en realidad le falta la zona mutilada.

Al quitarle la funda estamos haciendo lo mismo, le quitamos un trozo que el toro se cree que es suyo. Esto como cosa que me indigna, pero también he de decir que bastante se manipula ya el toro en la dehesa para trabajos propios de la ganadería y como para acciones burocráticas. Con esto seria otra manipulación más hacia el toro, que se podría evitar..

También esta el tema de atrofiar la zona tapada del pitón. Hoy estuve hablando del tema con ganaderos y veterinarios. Hemos llegado a la conclusión que si tu te tapas con un simple esparadrapo la uña del dedo una semana. Cuando la dejes al aire. Esa uña al mínimo golpe se va a partir.

El pitón no coge fuerza no cumple su papel ya que esta reforzado.

Lo sucedido hoy en San Fermín, fue que el toro al rematar con el pitón sobre el estribo del picador se lo partió por la mitad. Eso no es lo extraordinario, lo raro es ver como el toro no sangraba por el pitón abierto. Y el trozo que quedo en el suelo estaba seco. Cosa rara provocada por las dichosas fundas. Ya que la ganadería de hoy fue innovadora en el tema.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué nos puedes contar de Juan del Álamo? Creo que promete mucho.

locuras y sentimientos dijo...

Muchas gracias por entrar en el blog, e interesarte.
Sobre Juan del Alamo escribí dos entradas y seguro que tendré (gustosamente) que escribir más. Es un torero que de momento ilusiona, arrastra. Se le ven ganas, alo mejor peca por eso por demasiadas ganas, esos desplantes, arrebatos. Pero témenos que tener en cuenta que ahora mismo esta muy bien que lo haga ya se ira limando el solo. De momento me gusta que cuando torea lo hace de verdad y con gusto. Para mi el valor de un torero se le ve cuando entra a matar, y es lo hace por derecho se vuelca encima de los novillos mas bien que la mar. Ojala no se aburra y nos de muchas tardes emocionantes.