sábado, 8 de octubre de 2011

Don Juan José Padilla, todos mis respetos.

Hoy estoy destrozado. No tengo ni palabras ni ganas de escribir pero tratándose de Don José Padilla no me queda más motivo. Hoy tengo que reventar. Si os fijáis este año no he dado ninguna crítica de la feria de abril, San Isidro… etc. No Soy quien de juzgar a unos hombres que se juegan la vida y unos ganaderos que se dejan el parnerl y la vida en ello.

Se acabo y lo he demostrado. MI más sincero respeto a todo profesionales que se ponen delante de un toro. Tanto al bombero torero como al cordobés.

Hoy estoy muy dolido. Hoy está herido un amigo, un pedazo de profesional, un pedazo de torero, que por la mala “malaja” se ha visto en vuelto en una cantidad de desventuras que Dios quiera nos libre de ellas.

Tus niños tus fuentes de vida van hacer que libres este toro que te ha tocado lidiar. Don Juan José Padilla mis más sinceras felicitaciones por los cojones que tiene usted. Lo admiro y sigo. Y me considero como de la familia. Un abrazo muy fuerte y Dios quiera, Nuestro Señor del Gran Poder quiera que se recupere cuanto antes. Un a brazo muy fuerte.


y No puedo dejar de acordarme de tus niños, de tu mujer. De tu vida...

Hoy tu con toda la tragedia que tenias encima te has acordado de ellos. Tu no veías pero si visionabas a los tuyos a los que llenas de vida con su sangre en el ruedo. Olé tu tu Naturalidad... Hoy todas mis oraciones van contigo. Amigo. Un abrazo muy fuerte.

Y que Sepas que tus niños van ha rezar a un padre que lo quieren como el mayor tesoro. Su padre!!!

2 comentarios:

Diego Cervera Garcia dijo...

Me sumo a su sentimiento de recuperación hacia un torero que siempre a vivido al filo de la navaja entre encastes y ganaderías nada fáciles….
Anoche me consto muchísimo conciliar el sueño pensando en esos niños a los que tanto adora… soy padre, me gustan los toros, y me sumo al dolor y a ese mal trago que pueda estar pasando esa familia. Y a usted, un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

DESDE VILLAPNADO PARIS Y LONDRES
sentiemintos solo queda que DIOS le de fuerzas para superar este trance