lunes, 10 de septiembre de 2012

Feria de Salamanca 2012, La tormenta no pudo con la tarde.






Empezó la feria de Salamanca. Mi feria, mi casa. Tarde condicionada por las emociones. No pude por menos de acordarme de Agustín y mirar a su localidad de Balconcillo. Y la verdad que lo vi sentado preparado para disfrutar de nuestra feria de Salamanca.
Tarde rota a la mitad por una tromba de agua que no ahogo un festejo interesante.
Pobre afluencia de público con un escaso cuarto de plaza. Y no será por los serranos que estaban a ver a su paisano, así como los de Tamames y los de Fuentes de Oñoro.

Se lidiaron novillos de Hermanos Mateos con una presentación de plaza de primera. Muy serios por delante, unos verdaderos tíos. Hondos y con cuajo. Con un primer novillo que hubo que devolver por una invalidad manifiesta y un quinto imposible,  con peligro.
El dulce salió como sobrero. Oju que novillo mas bueno de triunfo importante, muy bravo con mucha clase y al que había que haber cortado los máximos trofeos.

El perjudicado de la tarde fue Carlos Navarro ya que tuvo mala suerte. En su primero por la tromba de agua. Una tormenta con mucha ansia. Que parecía que el cielo se había roto, y en el que fue imposible lidiar un toro. Pero no tengo que destacar que en este novillo se dio seguramente uno de los mejores puyazos de la Feria. Alberto Sandoval ejecuto soberbiamente la suerte de picar.  Como Dios manda. El novillo antes de entrar al caballo ya estaba picado. En su sitio y por derecho. Olé por Alberto Sandoval.
En su segundo novillo Carlos Navarro demostró que ganas no le faltan y sobretodo un Valor seco y de verdad. Muy serio estuvo Navarro demostrando que la campaña que viene Dios quiera va a dar mucho que hablar. 

Ángel Bravo mucho más puesto que sus compañeros. Se le nota oficio y con la lección aprendida para solucionar la papeleta. Aunque le toco un buen sobrero con el que no se termino de acoplar estando algo por debajo.
 

Y llego el Roque, el remolino. Evidencio falta de oficio, era la primera novillada con picadores que toreaba. Y la ver dad que se le notaba la falta de oficio, cosa que es normal. Muy personal y de arrebato, anduvo toda la tarde pero sin resolver. Animoso y simpático estuvo el publico de la glorieta con él.
Pero señores que suerte tuvimos ayer. Vimos torear de verdad!!!.
Y no hizo falta una faena completa, alharacas y pasodoble. No hicieron falta de verdad. Vino desde la sencillez y la profesionalidad de un maestro. Ayer solo hicieron falta tres capotazos para levantarme del asiento y decir tres oles como la torre de la catedral. Ayer Vicente Yesteras dejo patente  su profesionalidad y su categoría como torero. Como Maestro. Dios mío que lidia mas buena hizo en el novillo que cerraba la tarde. Un novillo que no pudimos ver en otras manos y el templo acompaño y vació una embestida. Con mucho mimo y categoría. Pero como Don Vicente no se da pote, paso la cosa como si nada. Pero ahí mi olé roto para él. 
Al final me he liado a contar lo que vi ayer, y eso que me prometí desde el percance de Padilla a no dar mi punto de vista de las corridas. Ya que yo no soy nadie para juzgar a unos hombres valientes que se juegan la vida delante de un animal. Pero no puedo por menos aunque sé que me perjudica. Pero lo digo desde mi humilde punto de vista y con el máximo respeto posible. 

Imágenes del Gran Ignacio Perelétegui, de lasuertenatural.com

No hay comentarios: