martes, 18 de agosto de 2009

Don José Antonio Morante de la Puebla vuelve

Hoy era un día bendito, un día importante en el que Don José Antonio después de abandonarse y torear como puede solo soñar un torero que busca la perfección, fuera cogido miserablemente por un toro, reaparecía. Hoy tenia que ser en Málaga, por que así lo quiso nuestro Padre Jesús del Gran Poder. La Malagueta, plaza con sabor especial veía como reaparecía un torero de toreros.


Ha estado toda la tarde muy templadito, con majestuosidad, inspirado, muy muy templado. Quiso comenzar la tarde apartado, metido en si mismo, así solo, en el lugar sagrado donde los haya en la plaza, osea en la capilla se lió el capote para hacer el paseo.

Como digo una tarde muy templada, muy despacito en todos sus movimientos. En el primer toro un con el que no podía hacer nada, en cuanto le exigió se rajo y no planteaba guerra. En el segundo, un toro insulso que iba y venia, sin gracia manseando y con mucha querencia a tablas Don José Antonio ha estado muy bien. Técnico, ágil y tirando de recursos. Afianzando a un Juan Pedro que de esta manera le ha dejado coger confianza y torear muy despacito, templado. Con la muleta planchadita a los vuelos y rematados en la cadera para que le durase. El comienzo fue bellisimo con unos ayudados por alto cargando la suerte y llevándolo toreado cosidito a la muleta. Rematándolo en los mismo medios.

Faena de inspiración y recursos Don José Antonio deja la puerta abierta a la esperanza ante los compromismos que este duro mes de agosto le espera.
Me ha gustado la decisión con la que se ha tirado a matar a los toros, arriba por derecho y con mucha seguridad.
Ole Ole y Ole de verdad. Don José Antonio gracias por darnos el regalo de reaparecer hoy todavía con los puntos y hacer que no se notara nada. Gracias por darle ilusión a la fiesta y por levantar la pasión de nuestra fiesta nacional. Don José Antonio Morante de la Puebla es único, es arte, es grandeza.

Además fue curioso, dentro de la fatalidad, que Javier se cortara con la espada que se corriera el turno y pudiera yo ver el toro. Ya que de lidia ordinaria por mi trabajo no hubiera podido.

Fotos de Joaquin Bueno y Hugo Cortes

6 comentarios:

Anónimo dijo...

DESDE VILLALPANDO PARIS Y LONDRES
yo que no soy entendido en morante queria preguntar si este chico de la puebla del rio es torero o novillero por que ayer por casualidad vi en la televison que actuaba y estaba toreando un novillo en malaga.

sentimientos y locuras dijo...

Ya que usted no es entendido en Morante queria recomendarle una optica enfrete de mi casa, que es la de todos. Muy apañada para que compre unas gafas y pueda usted apreciar perfectamente la grandiosidad del genio de genios, del torero de toreros. De Don Jose Antonio Morante de la Puebla. De todos modos menos gatos y mas disfrutar que la vida son cuatro dias.

sentimientos y locuras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

DESDE VILLALPANDO PARIS Y LONDRES
yo solo preguntaba por que al no ser entendido en el chico de la puebla del rio pues no sabia exactamente su estatus taurino cosa que usted sigue sin aclararme y lo certo es qeu me gustaria saber si es torero o novillero por que el saber no ocupa lugar. gracias porlo de la optica pero ya tengo optica particular y a lo d e disfrutar de la vida hay dias qeu se disfrutan mas qeu otros sobrre todo cuando el desterrao de castilla coge la muleta con la mano izquierda y lleva parsimonioso y dominando hasta la cadera a un toro de VIVTORINO en la plaza de las ventas d emadrid, tb disfruto cuando voy a un bar restaurante qeu hay en salamanca cerca de la plaza mayor que esta en un callejon sin salida y me como unos pinchos de chriollo o de jeta o de torreznos o morcilla picante , mire si disfruto pero por favor clareme usted el estatus de este chico

Félix dijo...

Me gustó en su vuelta. Vi a un torero que no se resentía de las cornadas del Puerto. Vi arte en los vuelos de capote y muleta, hasta donde le dejaron los bichos, que no valían ni para tacos de escopeta. Vi un torero pausado, elegante, técnico y con recursos. Vi a Morante.

De mi otro amor... taurino, mejor no hablar. Aparicio nos tomó el pelo descaradamente, riéndose de todos los que le apreciamos.
Cordialmente,
Félix

sentimientos y locuras dijo...

La verdad que Aparicio estuvo pasota.