viernes, 22 de junio de 2012

Morante de la Puebla "Genial"





Corazón partió. Anoche estaba más cabreado pero hoy más relajado vamos con la pata pa´lante.
Don José Antonio Morante de la Puebla en Alicante ha estado cumbre. 
De  momento hemos visto un cambio de registro, mas vareado,  en tipo. En su primero ya avispo las ganas que traía. Con esa sonrisa y los ojos de ansia torera.
La fuente echaba poca agüita pero ya empezaba a derramar algo más. El cántaro se abotijo en el segundo con un despliegue de arte, ingenio  y el duende que solo él es capaz de plasmar.
Con una muletita mu chica, al inicio de la muleta incitaba al toro a seguirla con algo de ventajas pero enseguida se acoplo y reventó.
Que ganas de que eso sucediera Dios Mío!!!
Que digo,  es mejor verlo, como deja la muleta en la cara muerta, lacia como tela sin valor, piltrafa, como si del pasmo de Triana se tratara, en esas épocas donde una flacidez humana no podía acariciar apenas un trapillo que se movía como los ángeles. Pues bien eso sucedió ayer vuelos en redondo de una muleta sustentada por las yemitas de los dedos. Pasándose el toro mu cerquita, sintiéndolo, una danza de muerte en la que toro y torero se hacen uno.
Muy despacito y templao, morantismo en estado puro. Cuando torea Morante se pone todo el mundo de acuerdo. No me valen los Oles injustificados de tendencias y modas, con camisas llenas de flores gafas ochenteras y puros de buena rehata. Esos oles huelen a catetos, a gin-tonic. Los oles que ponen de acuerdo son los de ayer una plaza entregada. Aficionados y taurinos rotos por el Genio del toreo. Morante de la Puebla acaricio el cielo. Esa sensación debe ser maravillosa. Yo puedo decir que si porque viéndolo la siento. Ole tu Don José.

Ahora, el gesto de las gafas, así entre nosotros me parece genial, pura obra de Morante,  una reacción del corazón. Pero nos tenemos que dar cuenta que estamos ante el público. Y merece un respeto, tanto el presidente como los espectadores, y el está contratado. Supongo que luego pediría perdón. O así debería hacer. No podemos dejar que la rabia y la sin razón de un hombre sin corazón nos saque el ingenio que llevamos para mal. La verdad que tuvo arte haciéndolo pero se puede hacer de otras maneras más llevaderas.
Yo recuerdo a Manzanares padre lanzándole la oreja al presidente… en fin. Eso es un borrón a una tarde de las más completas del torero genial de la Puebla esta temporada.
Ole Usted Don José Antonio.

Imágenes de Verónica Carbonell y Templaito.

3 comentarios:

Coronacion dijo...

Como siempre espectacular la entrada y menos mal que ya parece que nos embisten un poco mas los lotes , si seguimos asin la formamos en todas las tardes que quedan VIVA MORANTE Y SIEMPRE ORGULLOSO DE SER MORANTISTAS .
Un saludo desde el El Puntillazo

sentimientos y locuras dijo...

Muchas gracias compañero!!! UN abrazo

Anónimo dijo...

¿ Y con que toritos surgio la genialidad?

Genial se puede decir de Javier Castaño, encerrandose con 6 miuras en Nimes y cortandole cinco orejas.

Le recomiendo leer "JOSEMI TOROS".

Saludos

Carlos Durán