viernes, 20 de enero de 2012

Arrabal escribe a Morante VII


../..

Me encanta cuando callado
el mítico de la Puebla
se arrima al compás del ritmo
a la tarima del mito,
monolito para el rito
de mármol o bien de barro.
Todo gusta y hasta asusta
en su cita y ceremonia:
culminando su cultura
con su culto y con su culo,
su secreto para Ortega
(el torero y don José)
su ciencia y su tradición.


El día de la beneficencia
Madrid se Benefició
del diluvio de su empeño
abierto a las cataratas.
Cayendo chuzos de punta,
ensopados los presentes,
y apenados los penes,
el Neptunode los toros,
como quien oye llover,
se sirvió del temporal
para trenzar la faena
de aspirante a Poseidón.



Qué Historia para la Historia
Qué para muerto Parrita.
Qué Melilla ¡Maravilla!
con cuatro deístas sillas
de sus cuatro religiones
en terrenal paraíso.
Qué Miróbriga y Ciudad
con Amadís y Rodrigo;
Con Palmerín de testigo,
en plena peña de Francia,
para un franco dramaturgo.
Para un ghetto de poesía,
un arrabal de París,
un Garcia insuperable,
un Lorca del Gran Perdón.

Dibujo de José Luis Valencia.

No hay comentarios: