lunes, 29 de septiembre de 2008

Sombras y Luces.

Día de sombras y luces.

Sombras porque en Sevilla nuevamente la lluvia no ha sido pura maravilla. Otro día la lluvia desilusiono una tarde de toros en la cual me apetecía ver a un torero denominado mediático revindicar su apellido con tanto peso.

Me motivaba ver a un Talavante boca abajo, ver si de verdad quiere recuperar una temporada a la deriva. Y que decir de un Perera imparable que le pega pases hasta una mandarina cuesta arriba.

Por esta parte son sombras pero llegaron enseguida las luces. Luces de amistad, he compartido una buena tarde de toros. Al suspenderse la corrida de hoy cambie enseguida para ver la novillada sin picadores de Montoro.

Grata sorpresa me he llevado.

Como decía luces por compartir una tarde de toros y café con un amigo y con Beatriz. Hemos visto la novillada con Félix, hombre de bien, aficionado a los toros de los de verdad y buen cofrade. En este caso, aunque lo denomine; “Félix el de Sangre verde” en realidad es Roja. Roja con tonos claramente destacados de Carmona, tonos púrpuras que fluyen, como fluyen en las ideas que tan bien junta con letras sabiamente escogidas. Joder no es coba pero merecía que por una vez yo te dedicara una letras. Si no lo conocéis, es muy fácil solo hace falta entrar en cualquier comentario del blog y es el capitán pescanova, si hombre el del chubasquero amarillo. Pues bien ese señor es Félix.

Gracias por compartir una tarde de toros.

La novillada me ha gustado, muy bonita de presentación, cómoda. Noble, con clase pero dura de comportamiento. Exigente. En la cual todos los novilleros han estado con muchas ganas. Pero tengo que destacar dos. Uno porque me pellizca mucho. Lo estoy siguiendo y cada vez me gusta más. Es Antonio Jesús Espaliú, de Camas, que personalidad, como compone la figura. Hoy ha pegado tres lances y una media que me ha vuelto loco. Pero en los trasteos de muleta para cerrar al novillo, le ha dados dos muletazos con gusto, temple y sabiendo lo que hacia que es para partirse la camisa. Ole, Dios quiera que sigua como apunta.

Y que decir de nuestro Juan del Alamo. Esta muy muy toreado. Hoy hacia su novillada 62. Me ha encantado solventando y tapando un novillo difícil, gazapón, con embestidas inciertas y violentas. Lo entendió y le saco una serie por derechazos de mucho valor. Me apetece muchísimo y me ilusiona seguirlo la temporada que viene. Hay que apostar por los dos toreros cada uno en su estilo.

Ficha del festejo.

Gonzalo Montoya (Escuela de Sevilla), de grana y oro, silencio tras aviso.

-Cayetano Ortiz (Escuela del Campo de Gibraltar), de blanco y oro con los cabos negros, dos orejas.

-Fran Gómez (Escuela de Jerez), de blanco y oro, dos orejas y rabo.

-Javier Jiménez (Escuela de Espartinas), de grana y oro, una oreja.

-Antonio Jesús Espaliú (Escuela de Camas), de blanco y plata, dos orejas.

-Juan del Álamo (Escuela de Salamanca), de grosella y oro, dos orejas.

4 comentarios:

Félix dijo...

Rojo, dices bien, porque me has sacado los colores. No creo que merezca ni una sola de las palabras que me dedicas, las cuales te agradezco con el corazón.
Sí. Fue una tarde redonda, con café, copa y... Marlboro. Disfrutar del silencio donde siempre hay bullicio y hacerlo con amigos, eso es algo impresionante. Siento (y se lo agradezco en el alma) que Beatriz nos acompañase, pues eso significó que tuvo que renunciar a su merecido descanso del día. Siento que se suspendiese lo de Sevilla, pues también me apetecía ver si Talavante levantaba una temporada que ha arrastrado casi desde el principio.
Pero, llegó Montoro y nos dejó enganchados. Ese muchacho, ese Espaliú, me dejó con un sabor de boca que ni el JB-cola. Ya lo dices, unas verónicas con su media de remate que traían aromas de Arte prendidos en el vestido de torear. Y es que es muy difícil dejar un vestido limpio de todo.
Esa forma de colocarse el novillo para matar, con arte y detalles muy toreros. Juan del Álamo, en lo suyo. Bregó con un novillo difícil y le sacó pases que ningún otro de sus compañeros hubiera podido. Se le notaban las 61 novilladas. A ver si ni se rompe y sale en figura.
Así, ¿qué más puedo decir de una tarde redonda? ¡Gracias, José! ¡Gracias, Beatriz! Aquí, un amigo. De corazón.
Cordialmente,
Félix

José Luis dijo...

Gracias siempre a ti.

sentimientos y locuras dijo...

Por cierto espero que no te mosquearas por lo Capitan Pescanova

Félix dijo...

Los amigos me pueden llamar como les salga... del alma, que para eso son mis amigos. ¡Encantado de ser el Capitán Pescanova!
Cordialmente,
Félix