viernes, 30 de marzo de 2012

Señores estamos en Semana Santa!!!

Que alegría Dios mío. Que satisfacción!!! Estos días de cuaresma y pasión además de reencuentro con mis hermanos y además amigos es un privilegio. Pero Señor estar junto a ti mucho más. Que sencillo pero que acto más magno. Son segundos lo que lo tengo en mis manos. Pero parecen horas. Que fuerza trasmite.
Parece insignificante. Nadie dice nada pero… Buff señores tenemos al señor entre nuestras manos. Qué cosa más bella. Que preciosidad… Que sencillez. Dios mío Gracias por dejarme estar a tu lado y sentirme participe de nuestra semana santa. Quedan pocos días para acompañar a mi hermandad por las calles de salamanca. Itinerario sin igual. Irrepetible. Nada es igual. Esa piedra dorada que refleja sabiduría y una luz radiante. Me gustaría tener la facilidad de mi hermano Félix para expresar estas sensaciones tan bellas que siente un humilde penitente cruz en hombro acompañando a nuestro padre y madre en el calvario. Gracias Dios mío por permitirme un año más aportar un grano de arena a nuestra semana santa y acompañar a nuestras imágenes como merecen.

2 comentarios:

Félix dijo...

¿¿Mi facilidad?? Te bastas y te sobras tu solito para poner los mejores sentimientos en esta ventana en la que compartes amores.
¡¡A disfrutar los días santos!!
¡Ya no falta ná!
Cordialmente,
Félix

sentimientos y locuras dijo...

Félix que poco falta!!