viernes, 16 de agosto de 2013

Morante de la Puebla Camino de Sevilla

Morante de la Puebla ha abandonado la clínica Quirón de Zaragoza, donde ha estado ingresado por la fuerte coranda en el muslo izquierdo que sufrió el pasado sábado en Huesca.
A la salida del centro médico, el torero sevillano dijo que «son tributos que pagan los toreros, pero la herida evoluciona bien», según publica ABC.

Entre una nube de cámaras, aseguró que hará «todo lo posible por torear en Ronda, pues me hace mucha ilusión y sería una tristeza no torear Goyesca». En su pueblo, le supervisará la herida el doctor Domingo Jiménez.

FOTO. Fabián Simón

martes, 13 de agosto de 2013

Morante de la Puebla en Huesca 10-8-2013


Morante de la Puebla sube a planta

Val-Carreres: "Morante permanecerá hospitalizado toda esta semana".

"Le daré el alta hospitalaria cuando le quitemos los drenajes", adelanta 

Morante de la Puebla ha recibido esta mañana la visita del doctor Carlos Val-Carreres, que es quien está supervisando la recuperación del torero sevillano en la Clínica Quirón de Zaragoza. "Esta mañana le he estado haciendo una cura y tiene todo muy buen aspecto, e incluso su estado general de ánimo ha variado para mejor y le he encontrado bien. Ya no tiene fiebre y hemos tomado la determinación de subirle a planta y comenzar la segunda parte del postoperatorio", ha declarado a APLAUSOS el médico.


"En esta nueva fase habrá que empezar a valorar la posibilidad de que se incorpore de la cama, algo que podría hacerse a lo largo del día de mañana o durante los próximos días, pero tengo la sensación de que todo va muy bien y si no hay incidencias -que en este tipo de cornadas no hay que descartarlas- en principio permanecerá hospitalizado en Zaragoza a lo largo de toda esta semana", sostiene Val-Carreres.

El galeno, además, adelanta: "Le daré el alta hospitalaria cuando le quitemos los drenajes, que por cierto están muy bien ubicados y eso demuestra que la operación de Huesca fue buena, y dependiendo de la evolución de los mismos tomaremos decisiones. La idea es que abandone Zaragoza sin ningún drenaje puesto".

 Por Iñigo Crespo

lunes, 12 de agosto de 2013

Val-Carreres: 'La herida está muy bien resuelta quirúrgicamente'

 
Madrid (España). 'Morante evoluciona dentro de la lógica; no ha habido cambios sustanciales en su estado'. Son palabras del doctor Carlos Val-Carreres, que está supervisando la recuperación de Morante de la Puebla tras la cornada que sufrió el pasado sábado en Huesca. El torero permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos, pero según ha afirmado el facultativo a Mundotoro: 'Transmite moral a quien le atiende y, a pesar de la gran herida, está animoso'.

El doctor Val-Carreres explica también que 'no es el momento para que se produzcan cambios en su estado general. Los drenajes funcionan bien y el muslo, por las pruebas que hicimos ayer, presenta buen aspecto'. Señala, eso sí, la necesidad de 'permanecer atentos a complicaciones que pueden aparecer en este tipo de pacientes, como cuadros hemorrágicos o episodios de fiebre que, en este caso, por fortuna, no se han producido'.
 
Sobre la transfusión de sangre que se le realizó al torero a su llegada a Zaragoza, el doctor señala que 'la decisión se toma cuando se toma contacto con el paciente y se conocen sus valores sanguíneos. Se trata de una herida muy hemorrágica y comprobamos que algunos valores sanguíneos eran bajos. En cualquier caso, no se trata de ninguna complicación postoperatoria, sino de algo inherente a la propia lesión'.

El cirujano también ha comentado que 'la herida es extensísima. Hay que tener en cuenta que gira 180º en el pitón del toro y que los destrozos son grandes. Pero la realidad es que la situación está muy bien resuelta quirúrgicamente por parte del doctor Daniel Vaca [que fue quien le atendió en la enfermería de Huesca]'. Aunque afirma que hay que esperar para ofrecer datos más concretos sobre plazos de recuperación, su opinión es que 'la recuperación de la herida le va a costar tiempo' al torero de La Puebla del Río.
 
Via MundoToro.com

La recuperación de Morante de la Puebla puede ser larga y costosa.

Tanto tiempo tuvo el torero el pitón dentro del muslo que su apoderado, Antonio Barrera, llegó a pensar «lo peor» 

El apoderado del torero José Antonio Morante de la Puebla, el matador retirado Antonio Barrera, considera que la recuperación de su poderdante va a ser «larga y muy costosa» dada la extensión de la grave cornada que sufrió ayer en Huesca, que le produjo demás importantes destrozos musculares.
Así lo ha señalado hoy a Efe el propio Barrera, quien ha señalado también que Morante ha pasado una noche «muy mala» en la UCI de la clínica San Jorge de la capital oscense, «con muchos dolores e intranquilo, aunque, gracias a Dios, sin fiebre».
«La experiencia me dice que este tipo de heridas son muy complicadas, lleva una 'cornada de caballo' de más de 60 centímetros en trayectorias, y la recuperación va a ser muy dura, por eso aún es demasiado pronto para establecer plazos, habrá que esperar al menos un cuantos días más para ver la evolución», ha dicho Barrera.
De momento el propio torero y su entorno han decidido voluntariamente trasladarle este mediodía a la Clínica Quirón de Zaragoza para ponerse en manos del doctor Val Carreres, considerado el «ángel de la guarda» de los toreros por la cantidad de graves cornadas que ha tratado a lo largo de su carrera, las más recientes, la de Padilla en 2011, o, las del Juli o Niño de Leganes, este año.

Momentos «muy angustiosos»

«Aquí en Huesca, desde que ingresamos, nos han atendido extraordinariamente bien, pero dada la gravedad de la cornada nos quedamos más tranquilos si es el doctor Val Carreres el que se encarga de tratar a José Antonio», ha reconocido el apoderado.
Sobre el momento del percance, Barrera confesó que fueron unos momentos «muy angustiosos». «La manera de cogerle, de levantarle por los aires y tenerle tanto tiempo con el pitón dentro del muslo... llegamos a pensar en lo peor. Pero, gracias a Dios, y a pesar de la gravedad de la cornada, no ha roto ninguna vena ni artera fundamental, y eso es lo positivo», ha comentado.
Este desafortunado percance sobreviene en un momento dulce de Morante, protagonista en las últimas semanas de varios triunfos y faenas, que se recordarán cuando acabe la temporada.
«Lo importante -ha continuado- es que se recupere cuanto antes. Sabemos que hay plazas y aficionados que estarán muy fastidiados por no poder verle este año debido a este percance, pero volverá, y lo hará con más fuerza y más mentalidad que nunca, pues los toreros somos así, nos crecemos ante la adversidad». 


Fuente ABC, Fotos Julián López y Juan José Pinilla

Morante de la Puebla en el Puerto de Santa María 4-8-2013


domingo, 11 de agosto de 2013

Morante de la Puebla en Pontevedra 2-8-2013


Cogida Grave de Morante de la Puebla en Huesca


Aplausos 1871 11 de agosto de 2013
Ingresa en la UCI del Hospital San Jorge de Huesca Morante, tres trayectorias en el muslo izquierdo Las dimensiones de la triple cornada -calificada con pronóstico grave- son de 30, 15 y 20 centímetros Por Íñigo Crespo Más artículos de este autor Los médicos rematan una intervención quirúrgica cercana a las tres horas de duración.

 Los médicos han terminado de intervenir quirúrgicamente a Morante de la Puebla en la enfermería de la plaza de toros de Huesca tras la grave cornada que ha recibido el sevillano esta tarde. El diestro presenta una herida extensa de tres trayectorias y ha sido trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Jorge de Huesca después de una larga operación. Según el parte médico firmado por el doctor Daniel Vaca Vaticón, cirujano jefe de los servicios médicos de la plaza de toros de Huesca,
Morante presenta una "cornada en el tercio medio cara interna del muslo izquierdo con tres trayectorias: la primera ascendente que diseca el fémur en la cara anterior hasta trocante mayor de unos 30 centímetros; otra ascendente hacia arriba y hacia adentro hasta la región inguinal de 15 centímetros; y la tercera ascendente y hacia afuera y hasta la línea del fémur de otros 20 centímetros. Rotura de vasos perforantes con intenso sangrado". El parte añade que la operación "se ha realizado con anestesia local más inhaladora. Se ha reconstruido la masa muscular y dérmica. Se suturan las tres trayectorias y se le coloca un vendaje compresivo y se le traslada a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Jorge de Huesca. El paciente está consciente, bien orientado y con respiración espontánea. Su frecuencia cardíaca es de 82 pulsaciones por minuto. Se le ha hecho un TA/124/72. Pronóstico grave".

Los galenos, tras casi tres horas de intervención, han hecho un trabajo de orfebrería con Morante a pesar de que, afortunadamente, las cornadas no afectan a ningún vaso importante. La intención del entorno del torero es que este domingo sea trasladado a la Clínica Quirón de Zaragoza.

Foto Julián López