martes, 16 de abril de 2013

La Superlenta de Morante

No me hacen falta fotos, ni videos. No, ya que lo que he visto en la maestranza el Lunes. El Lunes 15 de Abril ha sido histórico. Se me ha grabado como si de un cincel se tratara sobre una piedra. Si en realidad el símil viene bien ya que es una verdadera obra de arte. Como si con un pincel cargado de materia impregnara mi cuerpo y corazon. El Lunes Don José Antonio Morante de la Puebla toreo eternamente. Despacio seria poco. Muy muy cadencioso con una media increíble... una media que duro una feria entera... que digo una feria. Toda una vida. Toda una eternidad. Cuando pasen muchos años, incluso siglos y estudien nuestra historia esa media seguirá dibujándose en nuestros corazones porque no tiene fin. Antes de nada quiero pedir perdón a mis vecinos de localidad y de tendido por mis reacciones ante la gran obra de arte de Don José Antonio. No podía por menos de jalear y saltar del asiento. y Partirme la camisa por este torero de toreros. La tarde en mi caso estaba marcada por la alegría y lo sentimental. La alegría de compartir una tarde de toro maestrante con mi primo Javi, gran aficionado. Y en lo sentimental porque era la primera Feria de Abril que estaba en Sevilla y no veía a mi Apoderado Agustín. Agustín desde el cielo se que has toreado partiéndote las muñecas con nuestro torero. Parecía el destino... cuando te regale un dibujo de Morante toreando por lances con un grana y oro. Y mira lo que es la vida, que la primera feria de abril que no estás y Don José Antonio borda el toreo con un grana y oro. Se ha escrito mucho y habréis visto todo ya sobre lo acontecido en la Real Maestranza de Caballería. Que voy a decir yo. Emborronar esta maravilla que el torero de la Puebla nos permitió paladear. No solo hubo capotes fue una tarde sensacional con la muleta dio cante grande, muy despacio también muy de verdad. Unos ayudados por alto acariciando el lomo. Barriendo la embestida y al compas. Toreando con todo el cuerpo. Hasta con las uñas de los pies!!! Unas idas y venidas de la cara del toro extraordinarias. Naturales de mano baja y a los vuelos. Pases de pecho que recordaban tauromaquias antiguas. En definitiva una verdadera obra de arte eterna. Pero para quedarme a gusto conmigo mismo tengo que decir que me decepciono su labor como director de lidia. En momentos se desentendió de su función colocándose mal en los tercios de banderillas. Aunque también hizo bueno quites a los banderilleros en apuros. Así como cuando sus compañeros se fueron a puerta gayola no salió al burladero. Para mí son cosas fundamentales y a tener en cuenta. Antes de loco sentimental y apasionado soy aficionado. Pero he de reconocer que era normal estaba digiriendo lo acontecido.

Foto Arjona.